domingo, 26 de marzo de 2017

Galletas de avena y algarroba sin T.A.C.



Las recetas sin ingredientes refinados tienen un "gustito raro" para los que están acostumbrados a la alimentación industrializada (refinada). Pero una vez que empezás a probar este tipo de recetas, el paladar se va acostumbrando, y luego, la comida "común" te resulta empalagosa, grasosa, pesada. A mí me sucede, si bien como de todo, trato de limitar los alimentos con ingredientes refinados o con mucha grasa.
Estas galletas son muy ricas. Se les puede agregar más azúcar, si es la primera vez que cocinás con estos ingredientes. También se puede variar el gusto con ralladura de limón o naranja.
Se mezcla todo, primero los ingredientes secos, luego se le agregan los húmedos. Se toman porciones con las manos humedecidas, se hacen bolitas y se aplastan en una placa enmantecada y enharinada o en una base de silicona. Horno caliente, ojo que se hacen rápido!

martes, 21 de marzo de 2017

Carta que vino de lejos y trajo...

Llegó mi premio desde Málaga!!! Mi gran amiga Ale, me lo envió desde sus pagos (el sorteo era para territorio español y me permitieron participar si había alguien conocido mio en España a quien pudieran enviárselo) Mi linda Ale, como la extraño!!! Se fue hace ya varios años, la voy a extrañar siempre... Qué alegría leer su carta!!! Su letra inconfundible, llena de cariño y nostalgia... Quiero que sepas amiga, que siempre, siempre pienso en vos, y no pierdo las esperanzas de volver a verte y matear juntas... Te adoro.



Comparto unos plegados que realicé de un video que subió Claris de Origami al Alma. Claris es una genia origamista que realiza videos tutoriales en tiempo real. Por lo general está en Facebook los domingos a las 17 hs. La que quiere se engancha con su cuadrado de papel en mano para seguir en vivo su tutorial. Buenísima idea!!




Gracias Claris! 

martes, 28 de febrero de 2017

Lirio de papel

Hay días que intento plegar y no me sale nada bien. Mi malhumor aparece y termino rompiendo el papel. Hoy empecé varias figuras y terminaron en bollos.
Finalmente respiré hondo y plegué este lirio, que me salió bien  =)
Son días...

Video tutorial

lunes, 27 de febrero de 2017

Muffins de verdura

Hace calor, no digo nada nuevo, pero hace MUCHO calor, al punto de salir de la ducha y a los 5 minutos estar empapada de sudor. Pero como es feriado y tengo tiempo y ganas, cocino igual, después me ducharé 20 veces...
Hice unos muffins de verdura que vi en este blog. No soy celíaca, pero quiero comer más sano, trato de usar harinas diferentes o féculas, para no usar tanta harina de trigo.
Prueben estos muffins, y pueden ir variando las verduras, yo los hice de zanahorias, porque tenia unas que ya se estaban desmayando debido a este clima de sopor que invadió a Buenos Aires.
Una forma diferente de comer verduras =)





lunes, 20 de febrero de 2017

Plegados!

 Acá está la famosa conejita Miffy, cuyo creador falleció hace pocos días.
Comparto un tutorial.


Esta carterita-monedero muy bonita, también sirve como packaging de algun regalo mini :)


Y de paso les cuento que gané un libro de Origami que sorteó Ángeles de Papelisimo
Ángeles tiene un blog con muchas ideas para hacer, algunas de origami, otras manualidades, muy diverso y entretenido. Como el sorteo era sólo para España, yo se lo regalo a mi amiga Ale que ya hace muchos años que vive en Málaga, y que extraño un montón! Gracias Ángeles!!!

jueves, 9 de febrero de 2017

Mi Mar del Sur

Estar en Mar del Sur, es estar en casa. Tantos recuerdos, tantos veranos, juegos, caminatas, mucha familia y amigos. Es caminar descalza, sentir la arena tibia, el pie se hunde suavemente y las sensaciones se multiplican. Paz, paz, paz. Estos días fueron maravillosos. Pocos días pero intensos. Mucho descanso, caminatas, comidas ricas, lectura, charlas interminables, mate por medio. Desayunos pausados, el cuerpo al sol, el sonido de la lluvia desde las cobijas.
No puedo dejar de ir, no quiero dejar de ir.
Gracias amor.






viernes, 27 de enero de 2017

¡Plegando!

Cuando aprendo una figura y me gusta mucho, no paro de hacerla. Busco papeles diferentes, cambio los colores, los tamaños, veo alguna variante para hacerle. En la foto hay un fanal hecho con papel de calco y dos con papel batik, queda bonito aunque no sea tan traslúcido. Estuve viendo que en el Barrio Chino venden unas lucecitas a pila, como para reemplazar a las velitas, y usar estos fanales con mayor seguridad.








Unidades del Kusudama Diamante


Los kusudamas requieren mucha, pero mucha paciencia (y tiempo), nos ofrecen una gran oportunidad de ponernos a prueba. No todos me gustan, prefiero los modelos más sencillos. 
¡Amo el origami!

martes, 24 de enero de 2017

De la intención a la acción

Soy una experta en procrastinar, como tengo muchos y variados intereses, suelo engancharme en varias cosas a la vez, y no empezar ninguna y profundizarla. Bueno, va llegando el momento de empezar a poner en práctica tantas cosas que leo. Hace mucho que quiero comenzar a meditar. Leo mucho sobre el tema, y me topé con este blog Humor Zen,  que es genial, tiene muchas entradas muy interesantes, algunas con mucho humor, algunas reseñas de libros, en fin, para leerlo todo, todo.

Genial esta viñeta sobre el barullo mental 

Será cuestión de decir: empiezo "ya", y listo. No tener grandes expectativas, y vivir lo que suceda.
Les recomiendo el blog!

Comparto algunas cosas que encontré en Humor Zen

" Bienaventurados los que son capaces de reírse de ellos mismos, porque nunca se aburrirán."

Shirley McLaine

No hay nada que perseguir, ni la felicidad, ni la iluminación, ni cualquier otra zanahoria que cuelga del palo de nuestra mente. Nada que buscar, todo está aquí, todo lo que es, es ahora, aquí mismo. No hay que buscar la felicidad, la realización, la iluminación ni ninguna otra tontería; cuando dejas de perseguir zanahorias, aparecen la verdad interior y la alegría de vivir.



viernes, 20 de enero de 2017

Antídoto contra el calor

Para pensar en otra cosa y no en los 35° que nos están aplastando, lo mejor es hacer cosas que nos gusten. Estas bolas decorativas, son muy fáciles, hacía tiempo que las quería hacer: bombitas de agua infladas según el tamaño que deseen, se les pasa hilo de algodón o lana embebidas en cola plástica y agua (partes iguales). Se dejan secar y al día siguiente se pinchan los globitos (yo los encontré ya medio desinflados) se sacan con cuidado y listo! Si se quieren de color, se usa hilo o lana de colores o se tiñe el hilo agregándole a la cola plástica un poco de acrílico del color deseado.


 Decoupage 
 Mandala que dibujé y pinté con unos lápices acuarelables que me regaló mi amiga Cintia,  los detalles los hice con birome de gel blanco.

Fanal de origami: práctica del Taller de Malula, tengo que seguir plegando hasta que salga perfecto! 


 Estas formas son las que aprendí en el Taller

Móvil de estrellas! 

Bueno, a seguir haciendo, manos ocupadas, mente ocupada (en cosas positivas)

lunes, 16 de enero de 2017

Tiempo pleno

 Merlo- San Luis. Bello lugar, disfrute, paseos, trekking, descanso, silencio. Siempre digo con orgullo y también con algo de tristeza, que tenemos un país hermoso. Muy bello.


 Piedra Blanca
 Dique La Viña - Córdoba
 Frambuesas silvestres
 Villa Larca- Chorro de San Ignacio y Laguna de los milagros
Cortaderas- Villa Elena
Yacanto- Traslasierra- Córdoba
Amé este lugar, mucho verde, silencio, naturaleza. Un lugar para vivir.

Llamador de nacar, y otras artesanías para traerme un poquito de Merlo a Buenos Aires.

sábado, 24 de diciembre de 2016

jueves, 22 de diciembre de 2016

Las Fiestas del Grinch

Y así llegamos a las Fiestas, en un abrir y cerrar de ojos.
Ya saben que diciembre para mi, habría que sobrevolarlo bien rapidito, y si uno pudiera irse lejos , bien lejos, mejor. El Grinch me invade en esta época. Una vez crecidos los niños de la familia (aún queda mi sobrinita Fran, pero mmmm algo me dice que o ya sabe o está por saber la verdad), ya no hay sorpresa... Para mi, es una época de muchísimo trabajo, y eso sumado al CALOR, no dan ganas de hacer nada extra. Igual, para mantener alguna tradición (no soy de tradiciones, mas bien soy antitradición) veré si el calor y el cansancio me dejan cocinar las clásicas galletas de jengibre (que no son muy argentas que digamos, pero bue, son ricas) y el pan dulce (dedicado a mi hijo que tuvo un año genial en el cole y le encantan las frutas abrillantadas). Pienso que si estuviera sola en el mundo, mi Navidad perfecta sería meterme en la cama con mi bandejita con algo rico para picar y una buena peli, o un buen libro. Nada de comida especial, ni reuniones, total, uno puede reunirse con la familia en cualquier ocasión. Pero bueno, a veces hay que sumarse al deseo de los demás, sobre todo de los mayores que no conciben las fiestas sin reuniones, morfi y brindis.
Me queda siempre el deseo de pasar, algún día, una Navidad blanca. Nada de ensalada rusa, ni calor. Mi adorado frío que justifique las galletas de jengibre y el pan dulce.
De todos modos, les deseo unas fiestas en PAZ, lejos del consumismo habitual para esta época. No hacen falta grandes gastos para festejar, no hace falta el peceto (inalcanzable!!!$$$$), ni turrones, ni nada de eso. Hay Navidad igual sin compras en shoppings ni regalos caros. Muy lejos esta el significado real de la fecha, si es que creemos en ello, con ese despliegue de gastos totalmente innecesarios.
Felices fiestas, abrazo a tod@s!!!

martes, 6 de diciembre de 2016

El oficio del camarero


Cuando salgo a algún bar o restaurante, me gusta recibir una buena atención. ¿En qué consiste que me atiendan bien? Vamos por partes, este no es un tema menor. Primero, pretendo que el camarero advierta mi llegada y que se acerque a la mesa. Recuerdo una vez que fuimos a un bar cercano a mi casa y estuvimos 15 minutos esperando que nos atendieran: los mozos estaban en la barra, eran varios, y el local estaba casi vacío, no había excusas para que tardaran tanto. Obviamente nos paramos y salimos del local. La higiene:la mesa tiene que estar limpia, de no ser así, un buen camarero la prepara como corresponde. Un ítem que suma, es que sepa asesorar: recomendar algo de la carta, comentar si las porciones son abundantes o justas. Una vez realizado el pedido, no demorar en servirlo, por supuesto que esto depende en parte del tiempo que tarden en prepararlo en la cocina. El resto del tiempo que paso en el local, quiero disfrutar de mi comida tranquila, charlando si estoy acompañada, sin interrupciones innecesarias, ni indiscreciones. Una cosa es que pasen y pregunten si todo está bien. Otra cosa es que se instalen al lado y participen de la reunión. Francis Mallmann dice "la comida y el vino empujan nuestra inteligencia y nuestra creatividad para hablar. Para mí eso es lo más lindo que tiene la comida". Habla de lo sagrado y lo mágico que se establece cuando las personas comparten una comida. Para finalizar:la cuenta. Es una tortura cuando quiero pedirla e irme y el mozo no se da por aludido por más que lo mire insistentemente o le haga señales de humo. Si pago justo, listo, dejo la propina y me voy. Si me tiene que dar vuelto me enoja que tarde exageradamente, pretendiendo tal vez que desista de esperarlo y le deje ese vuelto como propina. Me sucedió un par de veces, no traían el vuelto y se hacían los desentendidos. Por supuesto que me no me moví del asiento y reclamé lo que me correspondía.
Da gusto recibir una atención esmerada, es parte del disfrute de la salida. ¿Soy exigente? Puede ser, no veo mal serlo, si no me siento cómoda, no vuelvo.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Una tal Manuela Malasaña

Buenos Aires tiene una amplísima gama de bares y restaurantes para visitar, el porteño es muy "barero" y adora salir a comer afuera. No somos la excepción, sin embargo, muchas veces preferimos cocinar en casa, por cuestión de pesos y de calidad. Digamos que para dejar dinero afuera, tiene que valer la pena. Últimamente se esta dando un boom en los lugares de esparcimiento gastronómico: el del diseño. Decoración vintage (perdón, debería decir "decó"), sillitas de lata mononas pero incomodísimas, mesas muy juntas, que hacen que la conversación en vez de ser de dos sea de cuatro...y muchos detalles más para captar la atención de aquellos a los que todo les entra por los ojos. No digo que no sea agradable estar en un ambiente arreglado, el caso es que en ocasiones, el sitio en cuestión sólo ofrece eso: un lindo lugar. Y la carta? Y la atención? y los precios? Bueno, son muchas preguntas, un local de comidas es todo un tema y si encima una es aficionada a la cocina, es más difícil salir plenamente satisfecha.
Voy a ir haciendo cada tanto algunas reseñas de lugares que visite. Aclaro que nadie me sponsorea, ni tengo amigos que tengan restaurantes, es todo según mi opinión de clienta exigente (bah, hay que ser un poco exigente, no? Nadie nos regala nada.)
Empecemos con un lugar que adoro: Manuela Malasaña. Un restaurante de tapas y pinxos, comida básicamente española. Fui varias veces, probé el brunch que es muy abundante y sabroso, y varias comidas en otras oportunidades. El lugar es muy bello, la atención super esmerada, atienden bien, asesoran sin atosigar. La comida riquísima y porciones considerables, aclaro que no como mucho, pero siguiendo las sugerencias que brindan, se come muy bien. Los precios son normales, no te matan, y NO COBRAN CUBIERTO, una muy mala costumbre (un curro, bah) de la mayoría de los restaurantes porteños.
Muy recomendable!






jueves, 3 de noviembre de 2016

Mermelada de moras light

Amo las moras, hay varias entradas sobre esta fruta deliciosa y al alcance de la mano. Recolectamos la fruta en Palermo, en donde hay varias moreras, si buscan en la web del Gobierno de la ciudad, pueden localizarlas.
Las lavé, les saqué pacientemente (ohmmmm) los cabitos y las puse a macerar en la heladera con jugo de limón y sucralosa. La sucralosa es un edulcorante que endulza mucho, es ideal para cocinar ya que soporta altas temperaturas. Al cabo de unas horas, las puse en una olla a hervir. Cuando rompió el hervor bajé el fuego hasta que espese. Importante: como no llevan azúcar, no se espesa mucho, con lo cual le tuve que agregar un poquito de gelatina sin sabor disuelta en un poco de agua y dejé que se cocine un rato más.
Para 2 kg de fruta le agregué una taza y media de sucralosa, para los que gustan de un producto más dulce, le tienen que agregar más sucralosa, hay que ir probando. A mi me gusta bien ácida, asique con esa cantidad estuvo bien. Se coloca en frascos esterilizados, bien tapados y boca abajo durante 24 hs para que hagan vacío y se conserven más tiempo. Qué les puedo decir? Un manjar!
Se puede usar como mermelada para untar, como coulis para tartas de ricotta, para cheesecake, para comer con helado o con yogur, en fin... infinitas posibilidades!